La publicidad exterior cada vez es más digital

En los últimos años estamos viviendo un cambio de paradigma en el mundo de la publicidad. La tecnología a pasos agigantados y la publicidad digital se muestra como un signo de innovación, de manera que las marcas no se quieren quedar atrás y los equipos de marketing buscan la manera de que la exposición de los anuncios tenga la mejor exposición posible. Ya podemos ver grupos especializados como girodmedias
que dedican buena parte de su tiempo, esfuerzo y dinero a desarrollar una buena estrategia para implantar de la mejor manera posible los anuncios en formato digital.

Según un estudio, los anuncios funcionan mucho mejor en una pantalla digital, ya que están presentados con una calidad mejor y aportan una mejor imagen de marca. Además, se recuerda el anuncio más fácilmente y al consumidor le parece información más cercana. Esto tiene especial incidencia en los más jóvenes, ya que están creciendo en el mundo de las pantallas, de manera que el éxito de este tipo de publicidad aumentará probablemente con el paso de los años. Sin duda, estas es una de las razones por la que las empresas deberían tener en consideración la publicidad digital a la hora de establecer los presupuestos de marketing, puesto que no es demasiado complicado en términos de logística y cosecha muy buenos resultados en intención de compra. Por ejemplo, un 31 % de los usuarios de pantalla digital afirma que el formato influyó en su compra, un 22 % buscó más información y un 9 % se dirigió a continuación al establecimiento al que se refería el anuncio.

publicidad digitalLa inversión en publicidad digital está aumentando progresivamente, alrededor de un 10 % de un año para otro. Están superando en conversión a la publicidad estática y tradicional, e incluso en las pantallas de interiores. Se está comprobando que el engagement es mucho mayor, de manera que el vínculo entre consumidor potencial y marca se afianza. Del mismo modo, la carga de contenidos se puede realizar de manera remota, así que no se ha desplazar nadie a la ubicación. Es decir, después de la inversión de la instalación de la pantalla digital, los gastos en logística son reducidos enormemente, de manera que es una buena apuesta a largo plazo. Ya hemos comentado que su impacto en la audiencia es mayor por su condición de digital, pero también influye estar en el exterior porque es más posible que lo vea la gente que dentro de un centro comercial.

Los departamentos y las agencias de marketing ya se están dando cuenta de que la publicidad tradicional tiene los días contados y no será fácil contener una tendencia al alza. Sus mayores niveles de conversión y el hecho de mejorar la imagen de la marca parecen indicar que la publicidad exterior digital ha llegado para quedarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *